Stop a la Ansiedad

Agorafobia

Ansiedad

Agorafobia

Agorafobia

Este trastorno consiste en un miedo y una ansiedad intensos de estar en lugares de donde es difícil escapar o donde no se podría disponer de ayuda. La agorafobia generalmente involucra miedo a las multitudes, a los puentes o a estar solo en espacios exteriores.
Este trastorno consiste en un miedo y una ansiedad intensos de estar en lugares de donde es difícil escapar o donde no se podría disponer de ayuda. La agorafobia generalmente involucra miedo a las multitudes, a los puentes o a estar solo en espacios exteriores.
Se desconoce la causa exacta de la agorafobia. Algunas veces ocurre cuando una persona ha tenido una crisis de angustia y comienza a tener miedo de situaciones que podrían llevar a otra crisis.
Síntomas
Con la agorafobia, usted evita lugares o situaciones porque no se siente seguro en sitios públicos. El miedo es peor en lugares muy concurridos.
Los síntomas de agorafobia abarcan:
Sentir temor de quedarse solo.
Sentir miedo a estar en lugares donde el escape podría ser difícil.
Sentir miedo a perder el control en un lugar público.
Dependencia de otros.
Sentimientos de separación o distanciamiento de los demás.
Sentimientos de desesperanza.
Sensación de que el cuerpo es irreal.
Sensación de que el ambiente es irreal.
Tener temperamento o agitación inusuales.
Permanecer en la casa por períodos prolongados.
Los síntomas físicos pueden abarcar:
Molestia o dolor torácico
Asfixia
Mareo o desmayo
Náuseas u otro malestar estomacal
Corazón acelerado
Dificultad para respirar
Sudoración
Temblor

NIMH

Ansiedad

Diagnóstico de la AGORAFOBIA

Criterios diagnósticos de la Agorafobia

Aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso) o donde, en el caso de aparecer una crisis de angustia inesperada o más o menos relacionada con una situación, o bien síntomas similares a la angustia, puede no disponerse de ayuda. Los temores agorafóbicos suelen estar relacionados con un conjunto de situaciones características, entre las que se incluyen estar solo fuera de casa; mezclarse con la gente o hacer cola; pasar por un puente, o viajar en autobús, tren o automóvil.
Aparición de ansiedad al encontrarse en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso) o donde, en el caso de aparecer una crisis de angustia inesperada o más o menos relacionada con una situación, o bien síntomas similares a la angustia, puede no disponerse de ayuda. Los temores agorafóbicos suelen estar relacionados con un conjunto de situaciones características, entre las que se incluyen estar solo fuera de casa; mezclarse con la gente o hacer cola; pasar por un puente, o viajar en autobús, tren o automóvil.
Estas situaciones se evitan (p. ej., se limita el número de viajes), se resisten a costa de un malestar o ansiedad significativos por temor a que aparezca una crisis de angustia o síntomas similares a la angustia, o se hace indispensable la presencia de un conocido para soportarlas.
Esta ansiedad o comportamiento de evitación no puede explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental como fobia social (p. ej., evitación limitada a situaciones sociales por miedo a ruborizarse), fobia específica (p. ej., evitación limitada a situaciones aisladas como los ascensores), trastorno obsesivo-compulsivo (p. ej., evitación de todo lo que pueda ensuciar en un individuo con ideas obsesivas de contaminación), trastorno por estrés postraumático (p. ej., evitación de estímulos relacionados con una situación altamente estresante o traumática) o trastorno de ansiedad por separación (p. ej., evitación de abandonar el hogar o la familia).
Angustia sin agorafobia
A. Se cumplen 1 y 2:
Crisis de angustia inesperadas recidivantes
Al menos una de las crisis se ha seguido durante 1 mes (o más) de uno (o más) de los siguientes síntomas:
inquietud persistente ante la posibilidad de tener más crisis
preocupación por las implicaciones de la crisis o sus consecuencias (por ej., perder el control, sufrir un infarto de miocardio, "volverse loco")
cambio significativo del comportamiento relacionado con las crisis
B. Ausencia de agorafobia.
C. Las crisis de angustia no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo).
D. Las crisis de angustia no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, como por ejemplo fobia social (p. ej., aparecen al exponerse a situaciones sociales temidas), fobia específica (p. ej., el exponerse a situaciones fóbicas específicas), trastorno obsesivo-compulsivo (p. ej., al exponerse a la suciedad cuando la obsesión versa sobre el tema de la contaminación), trastorno por estrés postraumático (p. ej., en respuesta a estímulos asociados a situaciones altamente estresantes), o trastorno por ansiedad de separación (p. ej., al estar lejos de casa o de los seres queridos).
Angustia con agorafobia
A. Se cumplen 1 y 2:
Crisis de angustia inesperadas recidivantes
Al menos una de las crisis se ha seguido durante 1 mes (o más) de uno (o más) de los siguientes síntomas:
Inquietud persistente por la posibilidad de tener más crisis
Preocupación por las implicaciones de la crisis o sus consecuencias (por ej., perder el control, sufrir un infarto de miocardio, "volverse loco")
Cambio significativo del comportamiento relacionado con las crisis
B. Presencia de agorafobia.
C. Las crisis de angustia no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o una enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo).
D. Las crisis de angustia no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, como por ejemplo fobia social (p. ej., aparecen al exponerse a situaciones sociales temidas), fobia específica (p. ej., el exponerse a situaciones fóbicas específicas), trastorno obsesivo-compulsivo (p. ej., al exponerse a la suciedad cuando la obsesión versa sobre el tema de la contaminación), trastorno por estrés postraumático (p. ej., en respuesta a estímulos asociados a situaciones altamente estresantes), o trastorno por ansiedad por separación (p. ej., al estar lejos de casa o de los seres queridos).
Agorafobia sin historia de trastorno de angustia
A. Aparición de agorafobia en relación con el temor de desarrollar síntomas similares a la angustia (p. ej., mareos o diarrea).
B. Nunca se han cumplido los criterios diagnósticos del trastorno de angustia.
C. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (drogas, fármacos) o de una enfermedad médica.
D. Si el individuo presenta una enfermedad médica, el temor descrito en el Criterio A es claramente excesivo en comparación con el habitualmente asociado a la enfermedad médica.
Fobia específica
A. Temor acusado y persistente que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específicos (p. ej., volar, precipicios, animales, administración de inyecciones, visión de sangre).
B. La exposición al estímulo fóbico provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación determinada. Nota: En los niños la ansiedad puede traducirse en lloros, berrinches, inhibición o abrazos.
C. La persona reconoce que este miedo es excesivo o irracional. Nota: En los niños este reconocimiento puede faltar.
D. La(s) situación(es) fóbica(s) se evitan o se soportan a costa de una intensa ansiedad o malestar.
E. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar provocados por la(s) situación(es) temida(s) interfieren acusadamente con la rutina normal de la persona, con las relaciones laborales (o académicas) o sociales, o bien provocan un malestar clínicamente significativo.
F. En los menores de 18 años la duración de estos síntomas debe haber sido de 6 meses como mínimo.
G. La ansiedad, las crisis de angustia o los comportamientos de evitación fóbica asociados a objetos o situaciones específicos no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental, por ejemplo, un trastorno obsesivo-compulsivo (p. ej., miedo a la suciedad en un individuo con ideas obsesivas de contaminación), trastorno por estrés postraumático (p. ej., evitación de estímulos relacionados con un acontecimiento altamente estresante), trastorno de ansiedad por separación (p. ej., evitación de ir a la escuela), fobia social (p. ej., evitación de situaciones sociales por miedo a que resulten embarazosas), trastorno de angustia con agorafobia, o agorafobia sin historia de trastorno de angustia.
Fobia social
A. Temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que el sujeto se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posible evaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de un modo (o mostrar síntomas de ansiedad) que sea humillante o embarazoso. Nota: En los niños es necesario haber demostrado que sus capacidades para relacionarse socialmente con sus familiares son normales y han existido siempre, y que la ansiedad social aparece en las reuniones con individuos de su misma edad y no sólo en cualquier interrelación con un adulto.
B. La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional o más o menos relacionada con una situación. Nota: En los niños la ansiedad puede traducirse en lloros, berrinches, inhibición o retraimiento en situaciones sociales donde los asistentes no pertenecen al marco familiar.
C. El individuo reconoce que este temor es excesivo o irracional. Nota: En los niños puede faltar este reconocimiento.
D. Las situaciones sociales o actuaciones en público temidas se evitan o bien se experimentan con ansiedad o malestar intensos.
E. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar que aparece en la(s) situación(es) social(es) o actuación(es) en público temida(s) interfieren acusadamente con la rutina normal del individuo, con sus relaciones laborales (o académicas) o sociales, o bien producen un malestar clínicamente significativo.
F. En los individuos menores de 18 años la duración del cuadro sintomático debe prolongarse como mínimo 6 meses.
G. El miedo o el comportamiento de evitación no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de una enfermedad médica y no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno metal (p. ej., trastorno de angustia con o sin agorafobia, trastorno de ansiedad por separación, trastorno dismórfico corporal, un trastorno generalizado del desarrollo o trastorno esquizoide de la personalidad).
H. Si hay una enfermedad médica u otro trastorno mental, el temor descrito en el Criterio A no se relaciona con estos procesos (p. ej., el miedo no es debido a la tartamudez, a los temblores de la enfermedad de Parkinson o a la exhibición de conductas alimentarias anormales en la anorexia nerviosa o en la bulimia nerviosa).
Extraido del DSM IV


Ansiedad

Síntomas de Agorafobia

Síntomas de la agorafobia

Evitas situaciones en las que no puedes irte o te resulta embarazoso hacerlo o huyes ante ellas y tienes, como consecuencia: taquicardia, ráfagas de calor o frío, temblores, pérdida de sensibilidad... Evitas situaciones en las que no puedes irte o te resulta embarazoso hacerlo o huyes ante ellas y tienes, como consecuencia: taquicardia, ráfagas de calor o frío, temblores, pérdida de sensibilidad, ahogo o falta de aire, hiperventilación, mareo, vértigo, sensación de irrealidad, dolor u opresión en pecho, calor, sudor, sofoco, fatiga o cansancio, náuseas, dificultad para tragar, sensaciones en el estómago, visión borrosa o sensación de ver luces, pinchazos, calambres, entumecimiento, tensión, piernas débiles, palidez, necesidad de orinar o evacuar. Tienes miedo a volver a tener una Crisis de Pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda. Tienes miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc.
A estos síntomas se les llama AGORAFOBIA
La agorafobia es uno de los trastornos de la Ansiedad
¿Qué es la agorafobia? La agorafobia se caracteriza porque tienes ansiedad cuando te encuentras en lugares o situaciones en los que es difícil escapar si ocurre algo (o te resulta embarazoso). Por ejemplo, entras en un cine o en un campo de fútbol y te agobias ante la idea de que pueda ocurrir algo y la aglomeración de personas te impida escapar. Por eso, quizás, tratas de sentarte en una de las esquinas o cerca de la salida, de tal manera que no haya nada que te bloquee si necesitas huir.
También se llama agorafobia cuando tienes miedo a tener una crisis de pánico y crees que no vas a tener posibilidad de recibir ayuda. Una persona que ha tenido una crisis de ansiedad se queda muy marcada, porque tiene la sensación de muerte inminente. El miedo a que vuelva a pasar se convierte entonces en el problema. Por eso, quizás, tratas de no alejarte de tu casa o de hospitales cercanos, o tratas de estar siempre cerca de algún consultorio médico y no viajas a otros lugares en los que no sabes si habrá servicio de urgencias.
Igualmente se llama agorafobia cuando tienes miedo a estar solo fuera de casa, a mezclarte con mucha gente, a hacer cola, a pasar por encima de un puente, por debajo de un túnel, subir a un ascensor, montarte en un avión, etc. En todos estos casos se esconde la idea de no poder recibir ayuda o de no poderte escapar si te vienen los síntomas de la ansiedad. Más que la idea de que el avión o el ascensor tengan algún problema, está la idea de que si te pasa algo no podrás escapar. En algunas ocasiones te sientes más tranquilo si te acompaña alguna persona de tu confianza.
Para que se llame agorafobia es necesario que esas situaciones limiten tu vida, es decir, evites esas situaciones o huyas cuando se presentan. Es decir, no vas al cine por miedo a que ocurra algo, o si vas, te escapas en el momento en el que comienzas a tener los primeros síntomas. Lo normal es ir al cine si te apetece o al supermercado. Si el miedo limita tus opciones, entonces podemos hablar de agorafobia.
A veces, la agorafobia está acompañada de crisis de pánico o de otros tipos de fobias. La crisis de pánico podríamos decir que es el final de todo el proceso de la agorafobia, cuando se disparan todas las alarmas.

Comprar ¡Stop a la Ansiedad!

Precio: 81,20 Euros

IVA y gastos de envío a todo el mundo incluido
Pago con Paypal
Pago con Tarjeta o contra reembolso

Boletín Psicología Que Funciona

¡Lo recibirás cada martes!

¡Suscríbete!

Tu dirección de correo:

Si estás interesada/o en STOP a la Ansiedad, no esperes y CÓMPRALO AHORA!

Sobre nosotros

Trace Communication, S.L. CIF B-31671704 Inscrita en el Registro Mercantil de Navarra, Tomo 720, Folio 178, hoja 14874.
Plaza Ezkabazabal, 8
31600 Burlada-Pamplona, España

Comercio Electrónico

Garantías legales

Contáctanos

Teléfono: (34) 948 57 02 21
Email: informacion@pnlnet.com
Dirección:
Plaza Ezkabazabal 8
31600 Burlada
Navarra España

Social

^

Envíanos un mensaje